Software Engineer

Jon Valdés

Siempre buscando proyectos interesantes, la mejor manera de tenerlo ocupado es proponerle un problema casi imposible. Se olvidará de comer, dormir y hablar hasta que lo solucione, sobre todo si es un problema de optimización de rendimiento o de gráficos. Otras opciones son ponerle delante cualquier libro, película o serie de ciencia ficción, o algo de buena música.

Suele quejarse a menudo en Twitter